CAMINO INKA

 

Visitantes de todas partes del mundo vienen a Perú, no sólo para visitar Machu Picchu, sino también para recorrer el Camino inca, la caminata más famosa en América del Sur. Además, ellos vienen a observar las ruinas y el paisaje que hacen de este camino el más famoso a nivel mundial. La distancia total del Camino Inca es de aproximadamente 43 kilómetros, partiendo del lugar inicio conocido como Kilómetro 88.

Para empezar el gran viaje, se debe cruzar un estrecho puente llamado Kusicancha, y después pasar por el bosque de Eucaliptos que se ubica al lado izquierdo. La primera noche se acampa en Wayllabamba o Llullucha. El segundo día es el más difícil, ya que usted deberá subir hasta el paso llamado Warmiwañusqa (en quechua “Mujer Muerta”) que se encuentra a 4200 metros sobre el nivel del mar.

El tercer día es el más largo, pero para muchas personas es también el más interesante, ya que usted podrá visitar sitios arqueologicos muy impresionantes como Runkuracay y Sayaqmarca, esta noche se acampa en Phuyupatamarca o Wiñayhuayna. En el último día muchos grupos salen muy temprano hacia Machu Picchu para ver la salida del Sol sobre Machu Picchu desde el Inti Punku (en quechua “Puerta del Sol). El resto del día puede explorar esta antigua y fabulosa ciudadela.

 

                            

Ubicación: El Camino Inca empieza a 82 kilómetros de la ciudad del Cusco camino a Machu Picchu y el trayecto es de 42 kilómetros.

Clima: El Clima va cambiando a lo largo del camino. El día puede ser bastante caluroso y soleado; seco durante los primeros dos días, y un poco húmedo en el tercero y cuarto día. En los dos primeros lugares de campamento (Wayllabamba y Pacaymayo) a menudo hace mucho frío por las noches, mientras que la tercera noche es más templada. El período lluvioso empieza a finales de noviembre, hasta las últimas semanas de marzo. Las lluvias a veces pueden ser bastante fuertes.
La lluvia puede hacer del camino un poco más difícil, por otro lado, los paisajes se benefician con la lluvia ya que se ponen muy verdes.

Los escenarios y paisajes cambian también a lo largo de la caminata. En los dos primeros días el paisaje es del tipo andino con presencia de montañas escarpadas, nevados, bosques y riachuelos. En cambio, en el tercer día la vegetación es más tropical asemejándose más a un bosque tropical. A lo largo del camino es posible ver llamas, picaflores, halcones, lagartijas y en algunas ocasiones venados.

La ruta, que se inicia en la comunidad de Piscacucho, en el kilómetro 82 de la vía ferrea Ollantaytambo-Machu Picchu Pueblo, está en perfectas condiciones y muestra 17 atractivos arqueológicos que son la antesala para la admiración de Machu Picchu. Cada uno de los parajes cuenta con diversidad de climas al estar entre sierra y ceja de selva.

En el recorrido, preferido por turistas, se aprecian los parques de Sala Punku, Q’anabamba, Willkarakay, Q’entimarka, Patahuasi, Runkuraqay, Sayaqmarca, Qonchamarca, Phuyupatamarka, Yuncapata, Wiñaywayna, Intipunku, Choquesuysuy, Chachabamba, Waynaq’ente, Torontoy y Qorihuayrachina, ubicadas entre 2,472 y 4,201 metros sobre el nivel del mar.

Historia: El "Camino Inca" es muy famoso a nivel mundial, y es conocido por muchos turistas porque forma parte de las redes viales de los incas que unían el gran imperio de los Incas.

El Camino Inca hacia Machu Picchu forma parte de un extenso sistema de caminos Inca, de más de 23,000 kilómetros que integraron el Imperio del Tahuantinsuyo (que significa “cuatro partes del mundo”) este camino cubría Colombia, el oeste de Brasil, Ecuador, Perú y Bolivia, y llegaba hasta el centro de Chile y el norte de Argentina. Estos caminos se encontraban generalmente en la costa o en las montañas pero en algunos casos se ubicaban al borde de la selva tropical.

El Camino Inca fue una ruta de peregrinación a Machu Picchu realizada por el mismo rey Inca en los años del siglo XV. No tenía un propósito comercial, ya que había otros caminos más sencillos para transportar productos, llamas y personas a Machu Picchu. El propósito del Camino Inca fue religioso y ceremonial, una peregrinación que incluía rituales para honrar a las montañas y nevados en la ruta, como el Verónica o Wakaywilka.

Preparación para la Caminata

                                            

El número de pases para recorrer el Camino Inca se limita a 500 por día (aproximadamente 200 turistas y 300 personas como personal) y no es posible hacer el viaje independientemente, ni contratando un guía. Si usted quiere hacer el viaje es VITAL reservar de antemano un cupo en una agencia de viajes seria (preferentemente un operador). Para la temporada alta (mayo a septiembre) es aconsejable reservar por lo menos con 3 meses de anticipación para garantizar un espacio en el recorrido del Camino Inca. Se venden los permisos una sola vez, una vez que todos los lugares se han reservado, NINGÚN operador puede ofrecerle un espacio en el Camino Inca. No hay ningún sistema con una lista de espera. Todos los espacios son personales y no-transferibles y aún cuando alguien cancelara, nadie más podría tomar ese espacio. Incluso en la temporada baja usted debe reservar lo más antes posible que pueda. Recuerde que el Camino Inca está cerrado en febrero de cada año, para que pueda recibir un adecuado mantenimiento.