PUCAPUCARA

La voz proviene de las palabras quechuas puca, “rojo” y pucara, “fortaleza o lugar defendido”. Efectivamente, las piedras del lugar son rojizas y así se explica su nombre, pero el sitio no parece haber sido una fortaleza.
Ubicación
Puca Pucara se localiza al lado este del camino y un kilómetro antes de llegar a Tambomachay. El sitio ocupa otro de los típicos roquedales que sobresalen en la llanura de Sacsayhuamán.


                              

Descripción del sitio
Los constructores edificaron tres muros de planta irregular que establecen tres niveles para el sitio. El primer muro tiene un trazado sinuoso que evita cuidadosamente cortar los rocas salientes. Hacia el lado norte y detrás del muro exterior, se encuentran seis habitaciones de diferente tamaño, dispuestas de modo irregular para no tocar las piedras que componen el muro. Hacia el oeste, hay una plaza alta de forma trapezoidal a la que se accede por una escalera desde el exterior. La plaza estuvo rodeada por edificios en dos de sus lados. Las nueve habitaciones de trazo regular en este espacio abierto no parecen pertenecer a un ámbito fortificado. 

Un segundo muro rodea la elevación central. Entre éste y el primero, hay andenes anchos hacia el sur y el este. Detrás del segundo muro se encuentran tres habitaciones atípicas para la arquitectura inca, pues dos de ellas no tienen planta rectangular sino trapezoidal. El tercer muro rodea la cima y no han quedado huellas de las edificaciones.

Función incierta
La presencia del camino puede inducir a pensar que fue un tambo. Pudo serlo, pero su planta no corresponde al trazado estándar con el que esas edificaciones se construyeron a lo largo de los caminos incas. ¿Fue un coto de caza de los incas? ¿Fue un asentamiento para los soldados que protegían al Inca en sus días de descanso en Tambomachay? La respuesta al problema del destino y uso de este edificio todavía está pendiente.