VALLE SAGRADO DE LOS INCAS

Ubicación:
El Valle Sagrado de los Incas Se ubica a 15 kilómetros del Cusco, ubicado entre los pueblos de Pisac y Ollantaytambo y se puede acceder a él desde la ciudad de Cusco. Este valle posee cualidades geográficas y climáticas que resultaron muy especiales para los Incas.

Accesos:
Se accede al Valle Sagrado de los Incas por dos vías: la carretera asfaltada Cusco - Pisaq (a 32 Kilómetros de la ciudad del Cusco) o por la carretera asfaltada Cusco - Chinchero - Urubamba (a 72 kilómetros del Cusco). Por ambas vías existen servicios de buses a toda hora.

Clima:
El clima es templado por encontrarse situado en un valle, su altitud fluctúa entre los 2,800 y 2,900 m.s.n.m su temperatura oscila entre los 15ºC y 20 ºC.

El río Urubamba o Vilcanota es uno de los elementos más importantes para apreciar la belleza del Valle Sagrado de los Incas, el cual comprende los pueblos de Pisaq, Calca, Yucay, Urubamba, Ollantaytambo y Chinchero. En cada uno de ellos existen restos arqueológicos que fueron construidos por los diferentes incas y usados como fortalezas, residencias, centros de acopio y lugares de reposo. Actualmente son lugares ideales para realizar compras artesanales y para disfrutar de los atractivos que ofrece la naturaleza. El valle sagrado fue históricamente uno de los principales puntos de producción por la riqueza de sus tierras, en la actualidad es el lugar en donde se produce en mejor grano de maíz.

Turismo participativo o Turismo Vivencial en el Valle Sagrado.
Los turistas que desean recorrer el territorio paso a paso, tienen la oportunidad de practicar el turismo vivencial en el Perú o rural en casas campesinas, en familias que tienen preparadas sus viviendas para alojar al turista y enseñarles su forma de vida, sus costumbres y tradiciones como arar el ganado, preparar el pan, participar en ceremonias de pago a la tierra, sembrar productos de la zona, caminatas a atractivos cercanos y otras tantas costumbres autóctonas conservadas desde antaño. Por ejemplo, en el Cusco los pobladores de tres comunidades del Valle Sagrado de los Incas, abren sus puertas al peregrino a fin de compartir su vida cotidiana a través del turismo. La estadía permite participar directamente en las actividades del campo, fiestas y rituales, logrando un verdadero intercambio de vida en equilibrio con la naturaleza. Además, es posible revivir mitos y tradiciones multimilenarios al contacto con los habitantes locales durante el recorrido por las rutas ancestrales de los Caminos del Inca y de Ollantaytambo.

En el valle sagrado este programa promovido por PROMPERU abarca tres comunidades del Valle Sagrado: Pumahuanca, comunidad que ofrece la posibilidad de aprender las técnicas de cultivo andino junto a los pobladores locales; las salineras de Maras, donde el turista interviene en el proceso de extracción de sal de las más de tres mil pozas construidas en tiempos prehispánicos; y finalmente Yucay, localidad donde se practica el agroturismo en un entorno dominado por un sistema de andenes incas (antigua hacienda del inca Huayna Cápac) y una compleja tecnología hidráulica que revelan su importancia histórica y agrícola. La zona es ideal también para la práctica de ciclismo de montaña.